27/02/2019

«Hay más tiempo que vida», dijo el conductor del taxi.

No dieron la bienvenida a México gran cantidad de «Buenos días» y sonrisas. El conductor, encantado de presentarnos su ciudad natal, no parecía nada molesto por tener que dar varias vueltas para encontrar nuestro hotel.

Incluso consiguió levantar el ánimo a estos tres londinenses con mucho jetlag, a las 5 de la mañana después de un vuelo de 12 horas, con proverbios mexicanos y una ruta improvisada por la zona.

what3words está a punto de lanzarse en Hispanoamérica, por lo que nosotros tres, Ivan, Maddie y Michelle, pasamos unos días en la Ciudad de México para crear una campaña publicitaria con una agencia creativa local, La Sociedad. Ninguno de nosotros había estado allí antes, pero, armados con el español un poco oxidado de Maddie, nos propusimos realizar un trabajo fantástico, comer tacos y hacer hueco para algo de cultura en nuestro tiempo libre.

La Ciudad de México es un lugar dinámico y lleno de color, con músicos callejeros y grupos de mariachis que dan vida a cada esquina. Su gran extensión y ajetreo hacen que raye en lo caótico. Es difícil acordar un punto de encuentro específico, y es fácil perderse. Y por si no fuera lo suficientemente confuso, al parecer se le ha dado el nombre de unos pocos héroes a la mayor parte de las calles, por lo que hay bastante repetición. «Juárez» y «Chapultepec» aparecen una y otra vez en nombres de calles, puntos de referencia y topónimos, y no es de sorprender que a veces la gente termine en la «Calle Juárez» equivocada, a horas de atascos de distancia de la «Calle Juárez» deseada.

La gente local se las ingenia dependiendo de puntos de referencia y descripciones, que tienden a ser interminables y difíciles de seguir para un extranjero. De hecho, incluso ellos mismos tienen problemas con esas descripciones. Uno de nuestros contactos en la agencia nos contó que su padre aborrece invitar a gente a su casa porque la única manera de darles direcciones es una lista de instrucciones de 12 pasos, y a menudo aún tiene que ir a buscarlos a un huerto de árboles frutales cercano.

Como nuestra visita era por motivos de trabajo, no teníamos tiempo de perdernos y fuimos preparados. Nuestra primera reunión fue en la oficina de la agencia, y habían compartido con nosotros su dirección de 3 palabras. Todo lo que tuvimos que hacer fue introducirla en la aplicación de Cabify para pedir un vehículo directamente hasta allí. A partir de entonces, todos los lugares de encuentro y rodaje iban acompañados de una dirección de 3 palabras, así que nunca perdimos tiempo intentando encontrarlos. ¡Incluso nos compartieron recomendaciones de lugares que visitar en nuestro tiempo libre con direcciones de 3 palabras!

Además, todos teníamos la dirección de 3 palabras del hotel guardada en el teléfono, una lección que aprendimos después de que uno de nosotros saliera a dar un paseo una mañana, no recordara el nombre de la calle en la que se encontraba el hotel y terminara haciendo una agradable, aunque ligeramente acelerada y con algo de pánico, ruta por la zona.

Gracias a what3words y la increíblemente práctica integración con Cabify, que nos permitió introducir direcciones de 3 palabras como destino, y al sensacional equipo con el que colaboramos, conseguimos terminar todo el trabajo a tiempo. Lo que es más, tuvimos mucho tiempo libre para absorber todo lo posible de la Ciudad de México.

Nos permitimos el lujo de perdernos, esta vez a propósito, porque sabíamos que encontraríamos el camino de vuelta fácilmente. Observamos boquiabiertos los artefactos en el épico Museo de Antropología, y las preciosas vidrieras policromadas en el Castillo de Chapultepec. Por último, y no por ello menos importante, probamos algunos de los muchos puestos de tacos de la ciudad, y disfrutamos de la mundialmente reconocida cocina mexicana.

¿Nuestras recomendaciones de buena comida? Encontramos los Tacos El Güero en ///teatros.rasga.aves, aunque puede que se hayan movido desde entonces, y el restaurante El Tizoncito (Zona Condesa) en ///caiga.formó.morder (¡este es permanente!).

Utilizamos what3words tanto en inglés como en español en México. ¿Sabía que la aplicación está disponible en otros 24 idiomas? Pruébela ahora..