14/08/2017

Nos hemos vuelto fanáticos de los drones. Desde entregas de pizza hasta operaciones de rescate, los vehículos aéreos no tripulados hacen de todo, y cada vez más empresas los usan para complementar sus servicios.

DXC Technology es una compañía de innovación que elimina la brecha entre las tecnologías nuevas y las empresas. Han desarrollado un software que se integra a Alexa de Amazon para permitir a los operadores de drones volar sus UAV mediante comandos de voz.

Si bien algunos comandos fueron suficientemente sencillos para ser reconocidos por Alexa, como ‘girar a la izquierda’, ‘volar hacia el norte o ‘subir’, el envío de drones a un lugar específico es menos fácil. La precisión es importante cuando se está apagando un incendio forestal o se vuela hacia un punto de aterrizaje para una entrega, pero las direcciones postales, cuando están disponibles, no son suficientemente específicas para esto, considerando que las coordenadas de GPS son difíciles de recordar y fáciles de confundir.

Para solucionar este problema, DXC integró what3words en su programa de manera que las personas puedan usar direcciones de 3 palabras para enviar sus drones a cuadrados exactos de 3 m x 3 m en cualquier parte del mundo. Las direcciones de 3 palabras tienen una exactitud de más del 97 % con el reconocimiento de voz cuando se emplean para la navegación automotriz. Son muy precisas, fáciles de recordar y su introducción es muy sencilla.

«what3words me permitió volar mi dron de una manera que el GPS no podría», afirmó Philip Matheson de DXC Labs, «Usé solo 3 palabras para enviar mi dron a una ubicación exacta. Me estaba exasperando cuando pensé: ‘¡Pero, por supuesto!’. Estuvo allí todo el tiempo y de pronto todo funcionaba como esperaba que lo hiciera».

Así que puedes decirle a tu dron: ‘ir a ubicación ///public.warns.artist’ y este volará directamente hasta un naufragio cerca de la costa de Melbourne, en Australia. Para los operadores de drones, esto significa que ya no tendrán que maniobrar con los controladores, volar drones en círculos e introducir coordenadas de GPS. Los bomberos pueden apagar incendios a los que no se puede llegar por carretera, los servicios de seguridad pueden patrullar rutas precisas a distancia, y los servicios de entrega pueden enviar drones a un punto de aterrizaje exacto en el patio de un cliente.